El desequilibrio vida-trabajo es causado por los malos jefes

7:20 webmaster 0Comentarios


Sé honesto, cuántas veces le has dicho esto a tu pequeño hijo: "Espera un segundo, cariño, sólo tengo que responder a este correo del trabajo". ¿Alguna vez te perdiste una cena de aniversario o pasaste un día o dos de tus vacaciones atendiendo llamadas de la oficina?

Aunque la mayoría de las personas dicen tener cierto equilibrio entre la vida laboral y la personal, 89% señala que es importante que los empleadores y los clientes no los contacten fuera de las horas de oficina.

Así lo revela un nuevo sondeo realizado por Workfront, desarrollador de sistemas de gestión de proyectos.

La mitad de los encuestados dijo que el trabajo se entrometió en el tiempo que pasan con la familia y amigos y ocasionó que no asistieran a acontecimientos importantes de la vida como bodas y cumpleaños. Y aproximadamente el 40% dijo que ha arruinado el tiempo que dedica a la familia y los distrae cuando sólo quieren centrarse en la familia.

Los efectos negativos de las interrupciones fuera de horas laborales repercuten también en el tiempo en la oficina, pues generalmente causan baja moral, donde los empleados se sienten resentidos con los compañeros o con los jefes, dijeron los participantes de la encuesta. Luego viene el ‘burn out’ o agotamiento, la rotación de personal y la mortal espiral de trabajar más horas pero cada vez con menos productividad.

Al pedirles que enumeraran los principales factores que pueden dañar el equilibrio entre la vida y el trabajo, la respuesta mayoritaria fue “malos jefes", esto es, superiores “exigentes" “autoritarios” y “malos".

Como segundo factor citaron por igual: trabajar "constantemente" más de la jornada laboral y la inflexibilidad a la hora de programar horarios para trabajar y para descansar.

Como tercero factor citaron a los colegas incompetentes y los largos desplazamientos entre casa y oficina.

Entonces, ¿qué pueden hacer los empleadores para preservar o restablecer el equilibrio entre la vida y el trabajo? Casi el 70% de los encuestados dijo que deberían ofrecer horarios de trabajo flexibles.

Más del 50% dijo que el empleador debería ofrecerles la opción de trabajar de forma remota.

Y alrededor de un 25% de los encuestados dijo que las empresas deberían ofrecer tiempo libre sin tope, permitir que los empleados sólo respondan a los correos en horario de oficina o prohibir reuniones durante un período determinado (por ejemplo, establecer que no habrá reuniones los jueves o después de las 3 pm de los martes).

Los periodos sin reuniones tienen sus ventajas, la gente puede planear para dedicar ese tiempo a sacar un trabajo o hacer una cita necesaria fuera de la oficina, sin temor de que lo van a llamar a una reunión de última hora con el jefe.

Al analizar los resultados por sexo, los hombres y las mujeres respondieron de manera similar a muchas de las preguntas de la encuesta Workfront. Pero las mujeres tienden a decir más que tienen un buen equilibrio entre la vida y el trabajo. Al mismo tiempo, las mujeres mencionaron más el ‘burn out’ como una consecuencia negativa cuando hay un desequilibrio. Mientras que los hombres respondieron más que a causa del trabajo han faltado a eventos importantes.

En cuanto al desglose por edad, también hubo pequeñas diferencias. Más de la mitad de los ‘Millennials’ respondió que no les molesta responder a un correo electrónico urgente durante la cena familiar, frente a un tercio de los ‘Baby Boomers’.

Los menores de 44 años son menos propensos que sus colegas mayores a identificar el tiempo familiar arruinado como una de las consecuencias más negativas de la falta de equilibrio entre la vida personal y la laboral.